EL ASESINATO DE GANDHI.

Escrito por albertoelosegui 04-03-2006 en General. Comentarios (16)

 

 

 

 

 

                                                   

 

 

                  Gandhi y a la derecha Lugar del atentado contra él.

 

 

 

La conjura al detalle 

 

Según el plan original la muerte de Gandhi debía ir acompañada de seis explosiones provocadas por Gopal Godse  y los demás, que lanzarían una bomba cada uno. Hay autores que afirman que eran granadas de mano. Las armas eran deficientes, excepto la pistola.

 

Pero es más lógica la versión de que la culpa de la caída del grupo fue de Digambar Badge que debía prender la bomba mediante una cerilla o un mechero que se le cayó al suelo.  Nos imaginamos las viejas bombas de los primeros anarquistas Sacco y Vanzetti. Badge recuperó las cerillas, pero la bomba se le cayó al prender la cerilla aunque no explotó.

 

Alguien se dio cuenta y se abalanzó sobre él. El terrorista se resistió, pero fue detenido y gracias a sus protestas, los que le tenían agarrado de la chaqueta se dieron cuenta de que no era un musulmán, pero le quitaron lo que llevaba y le condujeron a una comisaría de la nueva policía hindú. Si llega a ser musulmán no llega vivo..

 

Allí un tranquilo comisario, muy novato, le tomó declaración y Badge  confesó todos los detalles del complot tan atropelladamente, que le tomaron por un alienado que estaba bajo la impresión de los disparos que mataron a Gandhi. Y la policía le tomó el nombre y dirección y le dejó libre.

 

No fue esa detención la que dio la pista, de la cual salió toda la madeja tejida en torno el Mahatma, pero entrañó la caída de Madanlal Pahwa. Los otros lograron huir cuando se estaba investigando en la región de Maharastra.

 

Nathuram Godse (hermano de Gopal) fue al fin detenido y sostuvo que había actuado en solitario, aunque Apté y Vishnu Karkara se hallaban a pocos metros del asesino en el jardín de rosas de Birla House, en Nueva Delhi.

 

Y era en Poona,  no lejos de Bombay, donde vivía Gopal Godse, el hermano del asesino material (Nathuram Godse) y Narayan Apté, con reservas sobre el nombre, que fue el segundo ahorcado, en 1949. Puede que estuvieran comprometidos más de seis, pero los nombrados  sí lo estaban de verdad.

 

 

 

El día 18 de enero de 1948, 12 días antes del crimen, se pusieron todos en ruta hacia Nueva Delhi, Nathuram Godse y el sexto -Narayan Apté, quienes tomaron el avión de "Air India" mientras los otros cuatro utilizaban el express "Frontier Mail". En una "tabla" (tambor hindú) el traficante de armas Digambar Badge llevaba escondidas seis bombas de mecha, otros artefactos y un revólver. La intención primera era hacer una masacre que incluyera al mayor número de fieles del Mahatma.

 

Los seis conjurados se negaban a cualquier diálogo, ayuno, boicot a la Corona, etc. y hablaban en abstracto mal de Gandhi, como un cobarde, traidor y hereje. Ellos iban a matar la serpiente por la cabeza.   Pero para concretar el papel de cada uno se alojaron en una suite en el lujoso Hotel Marine y pusieron  como fecha de la intentona el 20 de enero, por lo que es posible que tuvieran otra reunión para posponer  la fecha. Los  encargados de hacer explotar las seis bombas (de mecha) eran el propio Digambar Badge, que se situaría a veinte metro del micrófono por el que hablaría el Mahatma para anunciar su viaje de paz a Pakistán.

 

Los otros cinco, como digo, se volvieron a reunir probablemente en Bombay y repartieron los explosivos. Y no ha quedado claro si las bombas debían estallar antes o después del atentado, pues el propio Digambar Badge había pasado la pistola Beretta a Naturham Godse, que se colocaría lo más próximo a Gandhi y le dispararía a bocajarro. Era muy sereno y estaba acostumbrado a las armas.

 

El día señalado para el viaje era el 30, ampliamente anunciado en el país,  tras un rato de recogimiento y oración, a las 4 de la tarde, tras rociar de pétalos de rosa la imagen de la diosa Nakshmi Narayan  y el dios  Kali, Gandhi se sentó en el suelo mientras los confabulados se situaban estratégicamente alrededor del jardín.

 

Karkare ha contado muchas veces los hechos, pero dando diferentes versiones: él vio a Nathuram Godse acercarse al Mahatma que iba a tomar la palabra, se inclinó hacia él y le dijo dulcemente:  "Namasté Gandhiji"(Bendito Gandhicito, literalmente). Improvisadamente sacó el revolver Beretta y disparó sobre el apóstol tres tiros al pecho. El Mahatma, (alma buena), murmuró,  según el film: "He Ram, He Ram" (Dios mio, Dios mio) y juntó sus manos como para bendecir al que le asesinaba. En la realidad no parece que tuvo tiempo.

 

 

Un caso distinto al de Kennedy, Luther King, etc.

 

Lo que contó exactamente  Nathuram Godse en sus primeras declaraciones

tras ser detenido y mucho antes de ser ahorcado,  no apareció en la prensa occidental. Sin duda alguna las noticias de todos estos hechos provenían de corresponsales de Londres en Nueva Delhi y quizá el temor de que se reprodujeran caos sangrientos movió el brazo del censor, lo cual era hasta lógico en vista de los choques raciales de esos días.

 

Se han escrito cientos de libros sobre las causas del asesinato de los Kennedy o el de Martin Luther King y ya desde el principio, de lejos o de cerca, están los motivos políticos de los atentados (las diferencias de color y de raza, claramente diferenciados). Pero el meterse a investigar cómo alguien de los tuyos va a venir a matarle, en el caso del Mahatma, eso lleva a un rompecabezas en el que a un occidental le faltan piezas o le sobran. De haber sido un pakistaní el asesino de Gandhi, el "puzzle" hubiera sido fácil de solucionar. ¿Pero un hindú?

 

Entonces y a falta de todo  eso en el filme de Attenborough e incluso de alguna referencia clara en la obra de Dominique Lapierre  y Larry Collins, lo mejor es dejar la lupa de lado y tratar de guiarse por la  historia de los asesinos para responder al  por qué lo hicieron. 

 

Los brahamanes son una casta o subcasta (el Pandit Nehru lo era) más pura o elevada de la sociedad india. Su gente en general se alineaba con Gandhi y era susceptible de seguir su doctrina.

 

 El asesino material del Mahatma, Nathuram Godse nació en Maharashtra, en una familia brahman pero de la clase de los chitpavan, los más influyentes guerreros en la época precolonial, famosos porque en el siglo XVII habían servido con oficiales de los shivaji, que habían derrotado a los mongoles. Al marcharse los mongoles, llegaron los colonialistas y los descendientes de los Shivajis siguieron siendo partidarios de la violencia.

 

Compartían, no  como su Biblia pero como su Norte heroico el "Bhagavad Gita", un libro semisagrado, lo mismo que Gandhi, pero éste le había dado una interpretación, digamos pacifista, aunque este término en realidad no le satisfacía al Mahatma, que se consideraba más exactamente  activista no violento.

 

Esta interpretación gandhiana no gustaba a la población de Maharastra. El padre de Godse Savarkar, había sido condenado a perpetuidad por su oposición fanática y violenta al Imperio británico. Luego fue trasladado no se sabe a dónde y así hasta 1931.

 

Nathuram fue una especie de secretario de su padre y en 1937 (durante la guerra civil española) siguiendo un poco la moda de los  totalitarismos de  Occidente y de  Asia que parecía que iban a ganar (ver Hiro-Hito),  Savarkar aprovechó un indulto para fundar el "Hindú Mahasabha", que se oponía virulentamente al Partido del Congreso, de Gandhi y abogaba por luchar por la independencia con las armas, al lado de los japoneses. Es decir el Partido pro-nipón hindú, por establecer  una referencia.

 

 

La carta de Gandhi a Hitler

 

"La única solución, matar a Gandhi" se decía en algunos medios de hindúes extremistas. Durante la guerra mundial, Japón quería hacer de la India, "la perla de Asia" arrebatándosela a los ingleses. En 1941, Churchill tenía a Gandhi en la cárcel, pero al verse solo (antes de Pearl Harbour) pidiò a  aquel que escribiera una carta a Hitler, pensando que no lo haría y el Mahatma que sabía cual de los males -en aquel momento-  era el peor, lo hizo. Es una carta no violenta, bellísima, que la tuve, pero la presté y no me acuerdo a quien.

 

Gandhi nunca creyó que el Pacto Chamberlain-Hitler (1938) para una paz duradera iba a librar a Inglaterra y a Europa de un ataque relámpago nazi. Gandhi conocía a los ingleses mejor que Churchill y a los alemanes mucho mejor que Chamberlain,  el último "gentleman".

 

El caso es que la idea de "matar a Gandhi" como única salida para los partidarios de un Imperio Hindú, aliado del Imperio del Sol Naciente (Hiro-Hito) cuando éste hubiera ganado la guerra, prendió en las mentes febriles de los enemigos de Gandhi. La conquista de China, Singapur, Siam, por parte de los poderosos ejércitos de Japón hizo temer al Alto Mando Británico que -de llegar a Nueva Delhi- los totalitarios, el Eje, tenían ganada la guerra.

 

Churchill se dirigió a Gandhi (al que tenía en la cárcel con muchos de sus adeptos, separatistas) y le preguntó  si sería posible que la India formara un ejército para detener a los japoneses en las montañas de Birmania. El Mahatma dijo que sí, si Londres abría todas las cárceles. El Premier lo hizo y se formó un ejército, incluso con una minoría pakistaní. Unos 200.000 hombres.  

 

Tenían que combatir no sólo a los nipones -armados y asesorados por profesionales alemanes-, sino al Subash Chandra Bose, el colaboracionista hindú que había formado su propia fuerza guerrillera. Y es ahí donde podría incluir, como asesor operativo no violento de las fuerzas aliadas en Birmania, a George L. Steer, autor de "The Tree of Gernika", tan alabada como vituperada, que traduje después y que  según Pierre Villar, una gran autoridad en el tema, es de los diez mejores libros de la guerra civil, localizada en el País Vasco (1936-1937) y a quien el lehendakari Aguirre -al igual que a Monnier- tenían en gran estima.

 

También llegaron a Nueva Delhi otros jefes militares para frenar a los nipones y a los colaboracionistas hindúes de Bose . Este iba a ser el "quisling" hindú en su Imperio bajo la tutela de Tokio, al ganar la guerra.  Bose no era un recién llegado a la política india, pero sí a la guerra. Había sido presidente del Congreso de Bengala en 1938.

 

Y naturalmente,  los complotados estaban con él. Y si entre esta lucha y la huida de Bose y de los nipones de Birmania transcurrieron casi diez años, en la idea original de "matar a Gandhi" por traidor pudo haber además la motivación tiempo, después de la venganza. Explicar eso no es fácil porque hay muchos factores. Pero estamos haciendo un puzzle de dos mil piezas.

 

El ejército hindú defendió Birmania, que era el único parachoque que tenía la India y fue una guerra de guerrillas encarnizada, difícil por las lluvias  (el monzón), el terreno y la malaria. Al final Bose y los suyos al igual que los japoneses tuvieron que rendirse, mucho antes de Hiroshima, ante las fuerzas aliadas que comandaba Lord Mountbatten.

 

 

Con la muerte de Steer siguió la violencia sobre Tokio

 

Steer, bajo las órdenes del general neozelandés Bill Slim propuso trasladar a Nepal, al pie de los Himalayas, la "Indian Field Broadcasting Unit". Creo que la mejor unidad de guerra psicológica del XV Ejército Indio, por medio de las mejores emisoras de Radio, propaganda bien impresa en japonés etc. 

 

Deseaban iniciar una gran campaña contra  las emisoras japoneses que inundaban el continente. Slim y el Brigadier R.V.C. Cavendish estaban entusiasmados con la idea y le prometieron a Steer amplios medios para contrarrestar las voces de Hiro-Hito. Era algo que se necesitaba para lograr una rendición "civilizada"   de la población civil nipona y evitar los terribles bombardeos del "Strategic Air Comand" aliado,  que causaban miles de muertos en Tokio  todos los días.

 

 Pero, el día de Navidad de 1944,  Steer murió en accidente cuando su jeep lleno de material y gente cayó a un río bastante crecido. Su tumba es la última de 71 soldados asiáticos, indios, coreanos, gurkhas, birmanos, que allí quedaron y la campaña de la cadena de emisoras en japonés (los locutores eran coreanos que habían aprendido japonés como única lengua durante la ocupación de Corea por Hiro-Hito) murió. Después llegó Hiroshima y el retorno a la barbarie.