Alberto Elosegui

General

LA RANA IBERICA, DE HECHO EXTINGUIDA

Escrito por albertoelosegui 02-02-2006 en General. Comentarios (18)

 

 

  Estaba sobre la tierra hace 180 millones de

  años. Pero ha desaparecido prácticamente

  y quedan sólo unos ejemplares, lo mismo que

  otras de su raza, como la patilarga, la bermeja

  y la agil  Cumplia su función (comerse los

 mosquitos) y  aparecer en los cuentos de los

 niños. No quedan sino las de laboratorio, ahora

 que se habían descubierto en ellas sustancias

 muy aprovechables para la ciencia médica.

 

                                                                                                                                                                                                                      

Este reportaje sería imposible sin la inspiración y referencias que me han proporcionado los estudios de David Green, que empezaron débilmente hace unos 15 años en una banda de arena y cañáverales, en las riberas de Long Point del lago Erie (Ontario) en el estado de Quebec, Canadá, siguiendo su vocación del estudio de  los batracios (del griego "batrachos").

 

Tiene unos 50 años y cuando tenía 10 años,  en vez de inscribirlo en un club de hockey sobre hielo, su madre le inscribió en la Sociedad de Historia Natural de Vancouver. Desde que estudió este tipo de anfibios supo que era esa su vocación.

 

Le atrajo, sobre todo, su adaptación al medio ambiente y sus cualidades de centinelas del lago. En Canadá abunda el sapo de Fowler, especie que ya entonces estaba amenazada. Así que al atardecer, David se ponía sus botas de goma, con buen o mal tiempo y se daba un paseo por las orillas del Erie. Con el tiempo llegó a la conclusión de que estaban en plena fase de extinción.

 

Colabora actualmente con el Ministerio del Medio Ambiente de Quebec y lo que observó él en Canadá lo han observado otros "erpetologistas", que son los dedicados a este anfibio en todas sus clases. Y las líneas que siguen han sido inspiradas por los estudios de David Green, que se centran en la rana de Fowler, aunque sus características sean comunes a todas las especies de batracios y la diferencia entre un sapo y una rana son mínimas, siendo la más notable la de que algunas ranas tienen la pupila del ojo ovalada verticalmente.

 

 

La rana, anterior a los dinosaurios

 

Los batracios, las ranas, sapos y salamandras están en peligro y eso que han resistido todas las catástrofes climáticas de la tierra. Empezó su regresión, por lo menos en Europa, hace unos 25 años. Se trata, vistos uno por uno, en cuanto a las causas de su extinción, de  problemas locales, del fin de los terrenos húmedos hoy destruidos, de marismas resecas, de estanques polucionados. Pero lo inquietante en que muchas mueren sin una razón particular. Son, pues las primeras víctimas del cambio planetario, del efecto sierra, de la sequía, de la desertificación.

 

Su peligro invita a echar un vistazo sobre su historia. Si bien  hubo 150 millones de años de evolución, algunos les dan una antigüedad de 350 millones de años, entre el pez y el reptil, del renacuajo o samarugo (como se le llama en América Latina) a la rana (que tiene todo lo de un vertebrado terrestre), sigue habiendo una diferencia total.

 

Ambos han  tenido siempre vida propia. Es decir, la rana ha sido la misma siempre. El desarrollo de un batracio (al que se le llama abusivamente anfibiano) resume todo un capítulo de la historia del ser vivo sobre la tierra. Los batracios de la era primaria o estegocéfalos, fueron los pioneros de la vida en su medio. Los anfibianos modernos aparecieron en el periodo secundario, hace 180 millones de años.

 

Existen sobre el papel 4.500 especies de batracios. Quedan unos 100. Son verdaderos fósiles vivientes. Sus ancestros vieron pasar a los dinosaurios, a los primeros reptiles y a criaturas que comenzaban a volar, los pájaros.

 

 

Modificación del medio ambiente.

 

La destrucción de las selvas tropicales ha sido desastrosa para los batracios. Cuando se veían amenazadas  las ranas emigraban a otros lugares, pero la eliminación sistemática de las charcas y marismas, le impiden reproducirse. Los estanques  que sirven de abrevadero para el ganado, para ellas son el desastre; los parásitos del ganado  atacan el hígado de las ranas. Por otro lado, necesitan agua sucia o limpia para su puesta. Los huevos puestos en tierra o roca se secan.

 

Todo parece conspirar contra ellas: en aguas limpias, con bordes un poco pantanosos, seguirán viviendo unos millares. Pero en aguas de  ese tipo se han lanzado truchas o salmones que comen las ranas con fruición. Eso ha ocurrido, por ejemplo, en los parques nacionales de Yugoslavia, donde ya han dejado de existir 90 clases de ranas.

 

La ranas comen mosquitos y el hombre comenzó a luchar contra los mosquitos con el DDT hace 50 años, por causa de la malaria. Es un círculo vicioso. El DDT mató millones de ranas, aunque matara también mosquitos. Los pesticidas las exterminaron. Pero hay otros factores. En Francia como todos sabemos, las ancas de las ranas se comen con fruición.  Entre 1950 y 1960 se incrementó su comercialización y se pescaron por millares en el lago de Grand-Leiu, cerca de Nantes, en la Brenne, etc. y éso en cualquier época del año, incluso en la época de la fecundación. De hecho, nunca hubo veda para cazar  ranas, aunque sí teóricamente.  Y así se pescaban ejemplares que llevaban en el vientre hasta 4.000 huevas.

 

 

Las consecuencias ecológicas en Asia.

 

Ahí tenemos el ejemplo ideal para un conservacionista. La pérdida de un vertebrado es un desastre -diría éste. Es la pérdida del patrimonio de la vida sobre la tierra y produce consecuencias directas sobre la salud de los humanos. Y el ecologista pondría este ejemplo.

 

En India y Bangladesh se han capturado tantas ranas para alimento, que han proliferado los mosquitos, porque cada rana come miles al día. He aquí que la malaria ha recrudecido en los últimos 20 años. Los mismos efectos se han notado en ciertas regiones del Mediterráneo y en el valle del Nilo, en los arrozales.

 

Lo peor es que las ranas van a desaparecer sin que les hayamos sacado el debido partido. En Australia la pequeña rana "Rheobatrachus" que cría su primogenitura en el estómago, produce en su organismo una sustancia que podía estar en el origen de un nuevo tratamiento de úlcera. Pero pronto no habrá ranas.

 

La rana, cuando se ve atacada exuda un líquido venenoso que se estaba estudiando y que ciertos indios de la Amazonia lo emplean entre las pociones de sus chamanes. En América Central se utilizaban ciertas ranas (de la familia de las dendrobatidas) para envenenar la punta de las flechas y según el gran sabio Jean Rostand en su interesante libro "Vida de los Batracios", "a pequeñas dosis la ingestión del veneno de las  ranas ejerce un efecto narcótico". ¿Estábamos ante un nuevo tipo de anestesia?

 

Todo ese mundo y ese otro de leyendas y cuentos infantiles se nos van con las ranas. Ya no se convertirán en reyes ni serán las compañeras de aventuras de los niños, ni les advertirán de los peligros. 

 

 

El certificado de defunción

 

Los doctores A. Dubois, zoólogo del Museo de Historia Natural de París,  y el D. Wake, de la Universidad de Berkeley (California), inquietos ante el hecho, investigaron el fenómeno a fondo hace años. 

 

De 1989 1990 comprobaron que las ranas habían desaparecido prácticamente de los estanques de los parques de las Montañas Rocosas y de Sierra Nevada. En un bosque de pinos con agua estancada de Oaxaca, en México, D. Wake, que había recogido anteriormente  salamandras  para su investigación, se encontró con que habían desaparecido y sólo pudo conseguir una. Se dice que algunas salamandras tienen cualidades afrodisíacas.

 

De vuelta en California, sitio de encuentro, ambos comprobaron que sus peores temores estaban fundados.  En la conferencia convocada por Wake sobre el tema, a propuesta del Board of Biology of the National Research, Academia de Ciencias Naturales de los EE.UU. a fines de los años 90  se reunieron especialistas diversos, biólogos, climatólogos, especialistas en batracios, genéticos, etc. Un centenar de testimonios dieron fe sobre la desaparición de la especie. Se señalaron las causas y sintetizamos al 100%.

 

Las salamandras  atigradas del Colorado mueren como consecuencia de las aguas ácidas del deshielo de las nieves de los montes. La acidez afecta a los huevos. Y así en los lugares fríos de todo el globo. La nieve que nunca las ha matado, las mata ahora.

 

Pero también mueren misteriosamente en América del Norte batracios que soportaban bien la acidez ¿por qué?. Misterio. La sequía prologada es la causa de la desaparición total de la "Rheobatrachus silus" que se deshidrata. En Queensland (Australia) una sola temporada de sequía mató la población local de batracios. Los científicos incriminaron también a los agujeros de ozono en la atmósfera, tras comprobar en el laboratorio el efecto de los rayos ultravioleta e infrarrojos sobre los batracios.

 

Y luego, en Francia y Asia mueren por la agresión directa de los humanos. El caso era tan grave que se creó el Instituto Mundial de Seguimiento de los Batracios. Hay que profundizar científicamente en el misterio insondable de la muerte de la simpática rana y ver si se pueden recuperar de alguna manera. .

TRAFICO DE ANIMALES Y PLANTAS SIN FRONTERAS

Escrito por albertoelosegui 17-01-2006 en General. Comentarios (19)

 

                                                     

 

 

                                                          

                                                            La flora y la fauna salvajes están

                                                            gravemente menazados por el tráfico

                                                            internacional. Elefantes, jaguares, osos,

                                                            chimpancés, pájaros raros o exóticos,

                                                            peces tropicales, tortugas, mariposas y

                                                            plantas raras se hallan en peligro 

                                                            por culpa de los furtivos. He aquí los hechos.

 

 

 

 

El mercado mundial de las especies sorprende por su amplitud. Con un valor global de cientos de millones de dólares, el comercio internacional representa cada año más de 600 millones de peces tropicales, diez millones de pájaros selváticos, millones de orquídeas de la Amazonia,  80.000 primates, treinta millones de pieles arrancadas para abrigos, 30 millones de piel de culebras.

 

Otros productos como el marfil, proveniente de miles de elefantes africanos, centenares de cuernos de rinoceronte por su supuesto valor afrodisíaco, el cuero de 60.000 canguros y muchos otros objetos que haría la lista demasiado larga, hace que haya un verdadero tráfico de estos productos.

 

Durante el siglo pasado el mercado de la flora y fauna salvajes  ha experimentado un auge verdaderamente alarmante, a causa del desarrollo del transporte que empezó a llegar  a todas partes, la demanda cada día mayor de los países consumidores (en general occidentales) con excepción de países árabes que no saben donde invertir los ingresos del petróleo, la  eficacia cada día mayor de los métodos de caza y de explotación de animales, y por las necesidades del continente africano, en ruinas, que no tiene otro capital que su flora y fauna.

 

 Los productos que se sacan de los animales son en general artículos de lujo:  pieles y accesorios de pieles de reptiles, los afrodisíacos, las industrias de la perfumería y el calzado, etc. y los animales que llamaremos "animales familiares", las mascotas. 

 

La caza de animales para zoológicos es la única que ha sufrido un ligero descenso y las del marfil y el cuerno del rinoceronte han bajado algo. Los precios son exorbitantes y en alza sobre todo en el caso de especies amenazadas, que cada día son más.

 

 

La demanda extraña

 

A un profano no le dirá nada la caza del gamo almizclado o perfumado de los Himalayas. Y sin embargo el que se hayan descubierto propiedades farmacéuticas verdaderas o supuestas de ese animal en laboratorios de Suiza, ha hecho que la especie, no muy numerosa, sea objeto de una cacería inmunda y que se comercie no sólo en Europa, sino también en el Extremo Oriente.

 

 Las nepentes, que no aparecen ni en los diccionarios, son un tipo de planta carnívora rarísima que crece en las selvas de Borneo. Se vende a 2.000 dólares el esqueje. Un cuerno de rinoceronte que, reducido a polvo, se utiliza en los grandes harenes, costaba 38.600 dólares el kilo en Taiwan a fines del 2000. Pero al parecer sus virtudes, descubiertas en Europa  atrajeron el apetito de la gente importante de los países del Oriente Medio que maneja petrodólares y  Taiwan ha olvidado a sus clientes de Europa.

 

Por otro lado los rinocerontes asiáticos -que abundan- están clasificados entre los animales en peligro por la WWF. La cual para los "braconniers" furtivos que los cazan con misiles de mira telescópica es un contratiempo.

 

 

Hasta el pingüino esta en la lista

 

Aunque la amenaza más directa contra todas las especies sea la desaparición de sus habitats, el comercio de los animales salvajes crea una catástrofe. Innumerables vertebrados capturados por el hombre para ser vendidos, están amenazados de extinción. Entre ellos citemos: la vaca marina de Stellar (la foca de las Antillas ), el gran pingüino, el visón  de mar y la paloma migratoria norteamericana. También peligró el águila que ilustra el escudo de los Estados Unidos. 

 

Al ya mencionado rinoceronte (el africano y el asiático) se unen las tortugas de mar, algunas de cuyas especies han recibido duro golpe con la Marea del Golfo, el chimpancé, el jaguar, el oso gris, el oso negro, los cocodrilos de agua salada, etc.   Eso hace que los precios por "unidad" sean muy altos.

 

El equilibrio ecológico y otros argumentos no dice nada a los "furtivos" ni a muchos políticos, coleccionistas o laboratorios. Esa actividad es un "pactado". Pero cuando una especie desaparece, las cadenas  tróficas naturales (referentes a la nutrición) se quiebran y las completas relaciones entre los animales predatores  y su presa, quedan interrumpidas.

 

En Bangladesh, en India y en Indonesia, la preocupante propagación de la malaria de 1988/1990, se atribuye a que se consumen 250 millones de ancas de rana (algunas se exportan a restaurantes de Francia). Pues bien, al desparecer los batracios, que comían el mosquito anófeles, éste se ha propagado en un 90% con la particularidad que se ha hecho resistente hoy al DDT.  ¿Qué hacer?, He aquí que un eslabón de la cadena trófica se ha roto creando un desastre médico en Africa, Asia, América Latina, y sur de España.

 

 

Se ignora la Convención de Washington

 

El hecho es relativamente  reciente y merece la pena desviarnos un poco del aspecto catastrófico para concentrarnos en una anécdota real. En 1987 un empleado de un aeropuerto de París creyó sentir alucinaciones cuando vio cruzar el pasillo de un avión de la "Air-France" a un animal pequeño.

 

 Todos los pasajeros habían salido ya y resultó ser un bebé orangután que       vagaba, perdido, en busca de comida. Alertadas las autoridades de la compañía se descubrió entre los equipajes, una caja que contenía otro orangután y ocho macacos. algunos de ellos asfixiados. De la investigación salió la verdad: provenían de Indonesia y estaban destinados a México.

 

Una historia banal, pero muy grave, que muestra que el tráfico se hace por todos los medios imaginables. Aún protegidos por la Convención de Washington los animales no pudieron quedar "confiscados" de oficio por el servicio de aduanas de Francia. Al parecer hay una ley francesa que dice que los animales que estén "en tránsito" pertenecen a su propietario porque se considera que no "han entrado en Francia".

 

Tuvieron que intervenir, ante el traficante, un pequeño indonesio, la Asociación Internacional de Tráfico y el WWF. Fundándose en la noción de la "no asistencia a animales en peligro" se pudo recuperar a los animales y confiarlos a los servicios del Jardín de Plantas. Un fin satisfactorio porque el veterinario-perito declaró que ninguno de esos animales hubiera llegado vivo a México.

 

 

Una hecatombe internacional

 

Volvemos al tema extinción. Si millares de especies vegetales y animales están al borde de la extinción, no es solamente a causa de la polución, de la caza o de la destrucción de su habitat, sino del "animal-business". Por una ardilla adquirida en una feria europea, por un pájaro tropical  ¿cuantos no habrán muerto en el camino o en la cuarentena?. "Diez, por uno que llega" dicen los especialistas europeos que están en contra del tráfico de animales.

 

Nueve animales muertos en el momento de la captura por uno que sobrevive, muchas veces canijo y enfermo, que termina sucumbiendo en cualquier jardín  o parque de pueblo.  A éstos hay que añadir, muy probablemente, la muerte de sus madres durante la captura.

 

Existe un comercio "legal"  de ciertos animales. Las especies no amenazadas se pueden adquirir sin problema, pero nunca se puede comprar ninguno de los mencionados en los anexos 1 y 2 de la Convención de Washington. Esta prohibición del comercio no sólo se refiere al animal vivo sino a todos los productos de él derivados, la piel, el cuero, el marfil o el cuerno de los rinocerontes y el polvo de él derivado.

 

 Basta con que una nueva especie entre en la prohibición para que la captura y venta de ese animal se halle en el "tráfico ilegal". Desgraciadamente eso hace subir el precio del animal "raro", porque los traficantes en la cabeza de la pirámide están muy bien informados y suben los precios.

 

Naturalmente el tráfico de animales sirve también a las colecciones privadas y hay algunas que son mejor que las de los zoos. Existen dos, principalmente en las islas Canarias y en las Filipinas, según François  Moutoui, verdadero apóstol de los animales.

 

Hay allí pájaros raros, de Europa o de América, serpientes venenosas o no, monos de todo tipo y hasta chimpancés. Todas las adquisiciones han sido ilegales, para el gobierno las ha "respetabilizado". El propietario de un animal en vías de desaparición debe poder probar en todo momento dónde lo ha adquirido.

 

Entre los animales más buscados en esas colecciones con vistas a reclamarlos y soltarlos en su medio ambiente está el guacamayo de Spix, del  que se sospecha que no existen sino dos en Brasil.

 

Algunos cazadores cautivan especies por encargo. Se sabe que un coleccionista belga pidió a un grupo de "traficantes" jóvenes paros carboneros (pájaro insectívoro que muere en cautividad) y jilgueros que se adaptan bien. Y las autoridades francesas, recibieron la denuncia y buscaron a los jóvenes traficantes sin hallarlos. Los orangutanes descubiertos en el avión francés eran sin duda para un coleccionista privado de México.

 

 

Perfume de muerte

 

El tráfico de productos derivados es tan peligroso como los coleccionistas. O más. Los que venden objetos artísticos en marfil, botas de cuero y "souvenirs" de todo tipo, ocasionan un gran daño. Si 5.000 pieles de caimán fueron confiscados el 2001 en una frontera europea, que turista podrá reconocer en los anaqueles de los almacenes Harrod's de Londres la procedencia de esa prenda o ese cinturón o si se trata de una especie protegida o no. Con los artesanos que fabrican de todo se pierden las últimas pistas.

 

Las ancas de rana que se sirven en un restaurant chic de París o en Bangladesh, en cualquier comedor, proceden de especies protegidas, ya que todas las  ranas lo son. Las tortugas marinas está desapareciendo porque el plato de tortuga, exótico, se cotiza caro. Y  con algunas partes de su cuerpo también se hacen objetos para "souvenirs" o anteojos.

 

Hay otros animales, realmente valientes, como la nutria, que burlan a los compradores aunque no a los furtivos. Muchas de ellas están de moda entre grandes propietarios de fincas por las que transcurren corrientes de agua. Los compradores quieren la nutria como adorno y espectáculo infantil.

 

 En Francia, por ejemplo, en la Dordogne la existencia  de nutrias es corriente. Pero el animal se deja alimentar, acariciar, pero debe soñar con la libertad porque un día, desaparece. Lo que hace es abrir una entrada, bajo la superficie del agua. penetrar por ella y también con su habilidad abrir un túnel  a una superficie lejana y lanzarse en la primera corriente de agua que olfatea. "C'est qu'elle est maligne"  (Es verdaderamente malvada) dice el dueño que ha pagado por ella una fortuna.

 

 La consecuencia, de todas formas es fatal, pues por falta de comida y libertad la mayoría muere y se calcula que en los últimos 12 años ha desaparecido el 40% de las nutrias del mundo.

 

 

Hollywood, Spielberg y "Tiburón"

 

Hay otros enemigos de los animales, a veces absurdos, pero normales en Hollywood: la de los valientes cazadores de tiburones, por ejemplo. Nos referimos  a la serie "Tiburón", de Spielberg habría que decir que el famoso director, muy ignorante en relación con esa especie, no compró tiburones para la piscina de su casa, pero sus planteamientos sobre la peligrosidad del tiburón en la pantalla y sus excelentes efectos especiales (cinematográficos) lo que produjeron fue una manipulación gigantesca en relación con ese animal.

 

 El éxito del filme y la soberbia actuación del actor británico Robert Shaw ayudaron sensiblemente a una persecución sin precedentes en todos los mares de ese escualo -no tan peligroso  como se le pintaba y muy combatible- colaborando después en esa caza del tiburón, la demanda por sus cartílagos, supuestamente anticancerosos, para los enfermos del cáncer mieloma, (autorizado en los cinco continentes por presión de los laboratorios  contra ese tumor), un tremendo negocio farmacéutico dudoso respecto a su eficacia, pero sí eficaz para terminar con la especie.

 

 La Agencia Española de Medicamentos aprobó hace un año el uso del fármaco "Bortezomib" de efectos no convincentes. Pero ya la muerte al "Tiburón" por una u otra causa estaba decretada desde la película de Spielberg. Lamentable.

 

La tercera causa de la extinción del tiburón es que es plato codiciado, imprescindible en los grandes restaurantes de Japón y por lo tanto muy perseguido por los cazadores y sus redes mafiosas.

 

En materia de perfumes tenemos el ejemplo citado  del rumiante de las Altas Montañas de Asia, hoy codiciado en occidente porque su almizcle es un formidable fijador del perfume, insustituible para los fabricantes de París.

 

 Existe también en Asia un pequeño antílope rarísimo, que tiene en sus glándulas almizcle y por tanto se convertirá en breve en un animal a desaparecer. Pero a pesar de que las autoridades de la Convención de Washington ha viajado a Asia a decir a las autoridades chinas que decreten la veda total para su caza, una conocida perfumería de París dice que cada vez hay que pagar más, pero nunca falta.

 

 

Una formación indispensable

 

Pero la legislación existente no ayuda a evitar el tráfico de muchas especies porque están en latín, idioma que debería manejar el amante de la naturaleza o el periodista. En los anexos 1, 2 y 3 de la  citada Convención, son numerosos los nombres latinos y sería  urgente su traducción, porque mientras el intermediario de los traficantes o los furtivos saben sus necesidades por los pedidos de los clientes, casi todos occidentales, no hay referencias lingüísticas  para los que persiguen el tráfico de animales en vías de desaparición. Es pues, absolutamente necesaria una lista en inglés y español (y eventualmente en idiomas menos extendidos) como una pista precisa.

 

No hay problema en cuento al orangután o el marfil, pero ¿cómo denunciar a un coleccionista de los que proliferan,  cada día más, cuando en una jaula tiene 150 clases de pájaros y en un acuarium peces tropicales o en un lugar especial las serpientes que a un amateur le parecen todas iguales?

 

En Francia, desde hace un tiempo, el servicio de aduanas posee un catálogo con las especies protegidas más corrientes. La última lista apareció en el "Diario o Boletín Oficial" del Estado del 28 de septiembre de 1990, pero sobre todo, existe desde hace unos pocos meses un servicio minitel que permite visualizar las especies en vías de desaparición.

 

Por otra parte la organización "Traffic-France" que desborda las fronteras galas y el WWF organizan programas de diapositivas y cursillos de formación para los servicios administrativos de toda Europa. Es una actividad indispensable porque el contacto jefe de la mafia-traficante y el cazador furtivo es cada vez más frecuente y se introducen grandes cantidades de animales "salvajes" en la CEE.

 

No existe, de hecho, el menor control entre el cliente y las mafias aunque sí existe uno eficaz entre Londres y "overseas"  (ultramar) y los aduaneros ingleses, por razones no ecológicas sino de disciplina y miedo a su contagio, son muy detallistas y no dejan entrar un animal sin que el veterinario lo sepa. Eso es, sobre todo, a causa de la rabia, a la que los británicos tienen pavor. Pero sirve también a la buena causa de los que militan contra el tráfico.

 

Lamentablemente puede entrar cualquier animal a través de España. Por  los puertos españoles se introducen grandes cantidades de pájaros procedentes de América Latina y de chimpancés provenientes de Guinea Ecuatorial.

 

El poner fin al tráfico de animales -y no solamente de los que se hallan en las listas de la Convención de Washington- es una noble tarea. Pero hay grupos de presión enormes.

 

AFRICA, CENICERO DEL MUNDO

Escrito por albertoelosegui 15-01-2006 en General. Comentarios (6)

 

 

El Primer Día sin Humo ha sido acogido en España con el Año Nuevo 2006 y motivó después  una gran variedad de información en torno a la reacción del público fumador en general  y de los dueños de bares, restaurantes, responsables de servicios públicos,  empresas etc. y del simple peatón.

 

Se habla de la pérdida de tiempo del sector trabajador, de lo que pasa en circunstancias análogas en Italia,  Irlanda e Inglaterra , de la permisividad, de los conflictos, de cosas irrisorias como multas, ahorro  y de los porcentajes positivos que la medida va a producir  desde el aspecto más importante: la salud.

 

Pero hay otro factor no contemplado y es no exactamente la permisividad sino la libertad individual del fumador que debe ser respetada, siempre que no atente a la de sus semejantes.  En la cuestión del fumador pasivo, salvo casos flagrantes, como discotecas, sitios cerrados sin ventilación, etc.  las opiniones son tan dispares que hoy no estamos preparados para tratar.   

 

Pero algo que la prensa local  no trata a fondo  es lo que va a perder  el Estado y se sugieren medios para que la alta autoridad pueda adoptar para evitar esas eventuales pérdidas. Eso por supuesto es a la larga  una profecía anunciada: la subida del tabaco con obvias ganancias para el Tesoro.

 

Hace diez años o más, escribí un reportaje que salió en "Visión" de México. Se titulaba "Africa, cenicero del mundo", estaba enfocado desde una perspectiva distinta.

 

Empezaba ofreciendo las cifras "globales" de la Organización Mundial de la Salud (OMS) respecto al cigarrillo  y decía que esas cifras  se oyeron en Occidente, se captaron después y por fin, se asimilaron. Las cifras -algo retrasadas hoy- tomadas de mi hemeroteca- se referían a 1990. Se decía que en 1988 murieron 23,5 millones de personas por culpa del tabaco. Y sigo reproduciendo textualmente partes del trabajo que no era propiamente un informe:

 

"Luego cada país ha ido dando las suyas (cifras). Pero poniéndolas todas en un paquete de información, resulta que Occidente ha ido dejando de fumar a razón del 4% al año. Eso ha ayudado a desarraigar el cáncer de pulmón en baja, porque ya apenas existe el fumador de cuatro paquetes al día. Hoy, en Europa,  se fuma con más mesura que antes. Con todo hay excepciones y el problema sigue siendo problema."

 

"Naturalmente los beneficios mundiales de las siete multinacionales principales que copan el 90% del mercado mundial han sido de 3.000 millones de dólares, con una disminución del 4% anual, lo cual, para esas compañías, es intolerable, pero el marketing sirve para algo y así a principios de 1960 se demostró que mientras un fumador occidental consumía 2.500  cigarrillos al año, un tercermundista quemaba sólo 300. O sea que el futuro del mercado del cigarrillo "americano" estaba en el Tercer Mundo, sobre todo en Africa".

 

"Ante todo eso,  la Organización Mundial de la Salud, por su parte,  cuando el cigarrillo entró en tromba en Africa  reaccionó con energía. Y nos dicen que en Africa resistieron tres países: Kenia, Gana y Nigeria, resueltamente antitabaquistas. La labor de la OMS es encomiable a pesar de las presiones, aunque su influencia en otros países como  la URSS y China no comprendidas en las cifras que ofrecemos, es nula."

 

"Pero ahora resulta que años después el holding francés SEITA (Sociedad Nacional de Explotación Industrial del Tabaco  y de las Cerillas) produce tabaco abundante y el 75% de las exportaciones  van al Tercer Mundo, en particular a Africa.  De ahí la táctica de los tabaqueros de explotar a fondo sus  nuevos mercados, le guste o no a la Organización Mundial de la Salud. SEITA fue creada en noviembre de 1990 por el grupo industrial Bolloré, que obtuvo en el curso de ese año 1990 un beneficio de 150 millones de francos (26.278.800 dólares)."

 

"Tobaccor" es un gran aliado de ese holding, gracias a su implantación en diez países africanos. Costa de Marfil, Senegal, Burkina Fasso, Madagascar, República centroafricana, Gabon, Congo, Guinea y Chad. Sus fábricas "nacionales" africanas producen diferentes marcas de cigarrillos bajo licencia francesa o norteamericana. Se puede decir que al final de 1991 tendrán casi el monopolio del Tercer Mundo."

 

"La calidad de lo que los chicos fumen no importa demasiado a los exportadores o  mejor dicho, nada. Las etiquetas de "paquetes destinados a la exportación" o "para su venta en Senegal, en el Congo o en Mali", son advertencias para un occidental. Las hojas de tabaco de menor calidad, que no cumplen   las normas en vigor en Occidente, van derechas a las fábricas nacionales de países en vías de desarrollo." Este concepto es convenientemente ambiguo per se. Lo aclararemos. "

 

"No paran en eso las grandes compañías multinacionales.  En Nueva York, por ejemplo, en los barrios latinos o negros, la publicidad de los grandes carteles está bien   estudiada  y diseñada. Ya no es el vaquero sano y blanco el  que fuma "Marlboro", sino un saxofonista de ébano o un mecánico con rostro latino que fuma ....XX". Eso lo escribí, como digo,  hace unos diez años.

 

El "Sunday Times" de Londres, antitabaquista, ha bautizado al continente negro como "el cenicero del mundo" título que he adoptado, con el consiguiente crédito. En vez de harina, en vez de libros, en vez de médicos, el Tercer Mundo tiene tabaco a raudales, porque cuando ocurrió la catástrofe  del huracán atípico "Mitch" en Centroamérica (1998), Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y parte de Panamá habían quedado arrasadas y sin infraestructura  (con un saldo de 20.000 a 50.000 muertos).  Vendieron lo que les quedaba y varias tabaqueras compraron grandes extensiones de terreno a precio de saldo y plantaron tabaco y banano.

 

Y añadiremos en otro epígrafe,  someramente una a una , la situación dramática de algunos países africanos para que el usuario se entere bien del tema. Lógicamente hoy Africa -y su juventud- viven un problema distinto, pero parecido.

 

 

La opinión de un semanario español

 

No obstante hay un aspecto muy importante que quiero tocar y es , en parte, el objeto de este trabajo: la realidad y las posibles soluciones. En su parte central está tomado de "E" Semana del 11 al 17 de Julio del 2003 y dice así, bajo el titulo de "Así mata el sabor americano" y no se refiere en concreto a lo que he dicho hasta ahora. Es o será original para muchos usuarios de este blog:

 

"La guerra fue sucia desde el principio y ha seguido siéndolo hasta el final. Si hace algunos años -cuando los fumadores afectados por cáncer de pulmón iniciaron los macroprocesos judiciales contra las empresas tabacaleras- nos escandalizamos al enterarnos de las tretas utilizadas por los fabricantes para crear un mundo de adictos y un nuevo estudio acaba de revelar que el juego sucio continúa."   

 

"El estudio, realizado por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) estadounidense, revela que las tabacaleras pueden regular a voluntad los niveles de nitrosamina -uno de los dos agentes cancerígenos más potentes existentes en el humo de los cigarrillos- y que algunas marcas están utilizando esta posibilidad en su propio beneficio. En concreto, David Ashley, autor del informe, se centró en la marca Marlboro por ser la más popular, tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo.

 

"Comparó los niveles de nitrosamina de esta firma  con los de otras fabricadas en 13 países y descubrió que en la marca americana estos niveles son, como mínimo, dos veces superiores. En el caso de China, el contenido de este cancerígeno llega a ser 22 veces más alto en Marlboro que en las marcas locales."

 

 Asimismo, Ashley comprobó que los cigarrillos de Marlboro no son iguales en todos los países: así, mientras en Estados Unidos contienen una media de 1,5 microgramos de nitrosamina por gramo, en Alemania contienen 1,2 y en Brasil 0,74. "Esto demuestra que las compañías pueden jugar con el nivel de nitrosamina" -apunta Ashley-.

 

 "Aunque no hay pruebas de que reduciendo las nitrosaminas disminuirán las cifras de cáncer, creo que si  es técnicamente posible reducir los niveles cancerígenos en el tabaco, deberíamos hacerlo", explica.

 

"El estudio está centrado en Marlboro,  pero Ashley considera que los resultados pueden extrapolarse a otras marcas americanas.  Al parecer, los altos niveles de nitrosamina hallados en los cigarrillos de este país obedecen al tipo de tabaco utilizado,  al peculiar proceso de curación y mezcla que se sigue para conseguir el tan ansiado sabor americano."

 

 

Los fabricantes se defienden y así, Brendan  McCormick, portavoz de Philip Morris, señala que  "la compañía ha invertido 35 millones de dólares para cambiar el proceso  de curación. El resultado ha sido una reducción de un 80% de las nitrosaminas en 2002".

 

"El entrevistado en el trabajo del semanario,  Carlos Jiménez Ruiz, presidente de Neumomadrid,  da por sentado que el mismo proceso de combustión ya genera una serie de sustancias tóxicas difíciles de eliminar porque habría que eliminar la combustión misma, cosa imposible. Lo que se  puede es alterar el nivel de nitrosamina, etc." 

 

 

"Sólo" 4.500 sustancias por cigarrilo

 

Tiene el cigarrillo otras sustancias nocivas, añadidas en el proceso de fabricación del tabaco para aumentar la dependencia, el amoniaco entre otros,  mediante el cual consiguen más lugares de absorción de la nicotina, que llega al sistema nervioso central y da por tanto mayor posibilidad de que el fumador tenga más adición.

 

Se aclara que hay como 4.500 sustancias en el humo del cigarrillo, de las cuales 49 han sido identificadas  como cancerígenas potentes. Entre ellas está el alquitrán "un hidrocarburo aromático policíclico, el benzopireno que se encontraba  en el aceite de orujo (también cancerígeno, que fue retirado de ese aceite por esa razón) y la nicotina ( que segrega la raíz de la planta) responsable de la adición, que actúa sobre el pedúnculo cerebral y las neuronas de esta zona, al ser estimuladas, liberan la dopamina, y ésta es la que produce sensación de placer, etc.

 

Para saber con más exactitud las características y génesis de esas sustancias habría que consultar cualquier diccionario de Química  (nosotros hemos visto simplemente el "Espasa de la Naturaleza" ) pero no estamos escribiendo un libro ni somos  médicos. Remitimos al usuario curioso a esa fuente o a cualquier otro diccionario más especializado.

 

En España y a partir de mayo o junio del 2003 un artículo  publicado en la sección "Economía-Empresa" de "Tiempo de Hoy" anunciaba que la tabaquera hispano-francesa "Altadis" había comprado el monopolio del tabaco marroquí ETM como primer paso para crecer internacionalmente, etc. bajo  un titular que rezaba "Altadis tira la casa por la ventana para ser líder". Precio de la adquisición del monopolio antedicho  1.200 millones de euros.

 

El tabaquismo naturalmente preocupa en todo el mundo y en todo el mundo se está haciendo un esfuerzo para atajarlo de la forma más eficaz que cada especialista o gobierno entiende.

 

Pero en el Tercer Mundo y sobre todo en Africa, no ocurre lo mismo y vuelvo a  mi viejo reportaje de Africa. Los países tabaquistas de Africa empezaron a percibir "royalties" (hacia el año 80) de las tabacaleras. Un maná con el que no soñaban los gobiernos  hace pocos años. Pero la OMS dijo que no les servíría de nada, puesto que los gobernantes de esos estados,  generalmente "hombres fuertes" o militares, los tendrían que invertir en hospitales o medicinas o funerarias porque la mortandad comenzaría  a ascender a niveles escandalosos.

 

En Senegal, por ejemplo, el estado se embolsa el 47% del precio de la venta final de un paquete de cigarrillos rubios de exportación. Y ante eso los estados tiraron los informes de la OMS al cesto de los papeles.

 

Y se habla en Occidente, sobre todo en Inglaterra, de la campaña de "industrialización-" del Tercer Mundo. Las firmas, en efecto, montan grandes fábricas de tabaco en Africa o América Latina y les dan nombres locales  o del país que está detrás de esta nueva  forma de colonización médica. El colonizador salió por la ventana pero entra ahora por la puerta a recuperar el botín perdido, con la ayuda conveniente de sus aliados.

 

Sabemos que la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura)  y el Banco Mundial han alentado la producción del tabaco en países pobres como Madagascar, lo mismo que La Caja Central Francesa, la cual ha establecido un crédito de 3,3 millones para relanzar la manufactura "nacional" de cigarrillos hasta 3.000 toneladas a partir de 1994.

 

 En Mali la primera empresa tabaquera local (Nueva Sociedad de Tabaco) es la primera en cifra de negocios del país. Se sigue la teoría desarrollista que impera hoy en relación con el cambio de clima. ¡A tope  por el "progreso"!. como sea, ¡Bienvenidos!, en ciertos países hasta las semillas transgénicas son bien recibidas. 

 

En Marruecos, la "Régie des Tabacs"  ocupa el 4º lugar y la "Burundi Tobacco Co" es la séptima en su país. Por supuesto no se mira demasiado la composición de productos nocivos (alquitrán, tabaco, amoniaco, etc.) y los cigarrillos han bajado casi a mitad de precio y están al alcance de los estudiantes, por ejemplo y de la mujer. Esta de moda hasta en el cine y en las revistas del corazón, en los bares y discotecas, en casa y en la calle.

 

Primera víctima: la juventud, o sea el 45% de 500 millones de africanos. Y sólo un 15% de los adolescentes que empieza a fumar deja el tabaco después. En Senegal, un ejemplo, el 83% de los jóvenes escolarizados en el medio urbano fuma antes de la edad de los 19-20 años. A veces mucho antes. Lo mismo ocurre en Brasil y escribí con inquietud sobre esta terrible situación  e inesperadamente UNICEF me concedió un primer  premio, más bien honorífico (1993).

 

 

Dos cosas importantes sobre el Tercer Mundo

 

No obstante, cuando escribí el reportaje sobre Africa  tantas veces citado, no tuve espacio para decir dos cosas que quería: una, que el término "Tercer Mundo" se empleó (Sauvy) aludiendo al "tiers état" (tercer estado de la sociedad francesa antes de la Revolución de 1789), marginado política y socialmente en la sociedad de la época y quería cambiar esa situación. La designación actual de "países en vías de desarrollo" no es sino un eufemismo, porque hoy es un desarrollo hacia atrás, aunque las cifras del "progreso" digan otra cosa.

 Al finalizar la década de los ochenta la descolonización oficial no terminó con la explotación política sino que aumentó, aunque sus formas son  más sutiles, menos visibles a través de la dominación moderna de los grandes consorcios  o multinacionales. El "charity business" para extraer las enormes riquezas del subsuelo africano, sobre todo en el Sahara y el Sahel, pero también en otros países como Nigeria. De la Amazonia la trataremos más adelante.

 

O sea que, en realidad, ese nuevo concepto de "Africa cenicero del mundo" implica que es un cenicero bien caro. Pero el fenómeno de parecerse o parecer o aparentar no ser del Tercer Mundo sino del Primero -mediante el cigarrillo o los blue-jeans, la uniformidad que  equipara a los jóvenes africanos  a cualquier joven de París o Nueva York,  por ejemplo, es en el inconsciente la primera causa aunque luego lleguen otras.  Una imitación cara que el estado paga con su minería, el petróleo, el uranio, etc.... y después les vienen hambrunas,  las plagas y la deuda exterior que se come todo, como un tsunami económico.

 

Así que hemos ojeado en un diccionario cualquiera de esa época, el "estado de algunos países" que citamos antes como clientes de las grandes tabacaleras del Primer Mundo y nos da, muy abreviado, lo siguiente:

 

Costa de Marfil, 233.000 Km2 que cultiva(ba) entonces, sorgo, maíz y maní con una población de 9.810-000 habitantes que hablan  en su mayoría francés.  Partido único. Un médico  cada 15.940 habitantes y exporta, sobre todo a Francia, madera, petróleo y café. 65% de analfabetos, con sólo 44% de la población con acceso al agua potable y una esperanza de vida de 49 años.

 

Senegal: 6 millones de habitantes. Importaciones: 1.010 millones de dólares. Exportaciones: 534 millones de dólares (principalmente fertilizantes, aceite, forrajes). Comercialización muy retrasada. 94,4 % de analfabetos, un médico  cada 13.070 habitantes y una cama en el hospital por cada 883 habitantes. Esperanza de vida: 44 años.

 

Madagascar: 587041 km2. Los bosques ya talados y vendidos hace años, pero gran exportador de grafito, cromo y fosfatos. Idiomas: francés o malgache. Población: 10 millones de habitantes. Flujo de capital transnacional: Francia, Japón, Alemania e Italia.  Salud: un médico por cada 9.920 habitantes, con 66 % de analfabetos. Sólo 22% de ellos tienen acceso al agua potable.

 

República Centro Africana: 622.984 km2 con casi tres millones de habitantes. Exportaciones: café, piedras preciosas y diamantes, además de madera en bruto. Salud: un médico  cada 25.210 habitantes.  Esperanza de vida:  43 años. Mortalidad infantil: 13%.

 

De los países  que según la OMS luchaban por no contagiarse del "virus" del tabaquismo, Kenia, por ejemplo, suponemos perdió la batalla, aunque no es un país tan pobre, está  mejor dotado de algunos servicios como sanidad y educación y su agricultura es valiosa. Idioma : el inglés. La esperanza de vida es de 56 años.

 

Ghana es la mitad de Kenia pero exporta aluminio, derivados del petróleo, madera, minerales de metales no ferrosos y su esperanza de vida es parecida a la de Kenia.

 

Nigeria es un tremendo lago de petróleo crudo y tiene uranio que van para Francia, Italia y Costa de Marfil, pero la deuda exterior es, como en casi todos los estados, insoportable, lo mismo que la corrupción.

 

 

 

 

Las tabaqueras gozan de buena salud.

 

La idea de los especialistas de presentar macroprocesos contra las tabaqueras de los Estados Unidos (como es el caso de la condena de Philip Morris),  como causantes de tal o cual cáncer, ya se está llevando a cabo desde septiembre del 2004. Aunque en algún periódico local se decía que las tabacaleras  norteamericanas se enfrentan a juicio y la Fiscalía de EE.UU.  les reclama 280.000 millones por silenciar durante 50 años los efectos del cigarrillo, con pruebas demoledoras, desde la Casa Blanca  les impone nuevas restricciones en las técnicas de mercadotecnia y la publicidad del tabaco, etc. Eso no va a resultar a la larga muy eficaz.

 

Además  en 1998 tabaqueras de EE.UU. aceptaron pagar un indemnización de  206.000 millones de dólares en 46 estados hasta 2025. Pero, por supuesto, no estamos de acuerdo, con lo que afirmaba  algún periódico local, con que todo eso puede llevar a las grandes tabacaleras  a la quiebra. Para los volúmenes de ventas de esa industria creo que esas cantidades son más bien una propina que justifica a la Casa Blanca diciendo  que "ya se están tomando medidas".

 

Resumen: al consejo de los especialistas médicos  podrán  añadirse otro, casi imposible y es el de que las propias tabaqueras rebajen de motu propio la dosis de los agentes cancerígenos de los cigarrillos y se sustituya la actual advertencia de que el fumar puede matar, por una etiqueta -como si fuera sobre un medicamento- en que se enuncian las nuevas dosis tóxicas    que el fumador traga.

 

 Y eso porque el actual slogan ha probado no ser muy     disuasorio (deterrent) como la bomba atómica de Hiroshima el 6 de agosto 1945 que si bien provocó la rendición de Japón en la II guerra mundial (con la oposición de algunos clanes militares y las dudas  de Hiro-Hito), en seguida, el hombre se lanzó frenéticamente a una insensata carrera nuclear que dura todavía y va a peor.

 

Puede que no sea un simil demasiado feliz, pero es una tesis que mantienen escritores famosos en relación con el concepto de deterrent (disuasión)  aunque  quizá fuera mejor traducirlo por escarmiento.  Jamás escarmienta el hombre,  ni ante la pena de muerte.

 

En eso sólo la Organización Mundial de la Salud podría tener una vara mágica para convencer a las tabacaleras del mundo, incluidas por supuesto, las de Africa, para lograr mezclas menos cancerígenas, con lo que se solucionarían muchos problemas. Se necesitan ideas nuevas y serán bienvenidas en nuestro blog.