Alberto Elosegui

General

CHINA BUSCA UN PANDA DESESPERADAMENTE

Escrito por albertoelosegui 24-02-2006 en General. Comentarios (13)

 

 

 

 

 

Un anuncio casi publicitario para

lograr un panda (hembra) como esposa

del Panda Qin-Qin, de clase única en el

mundo, ha acaparado las primeras

planas de la prensa internacional.

 

El panda podría ser el animal que más

se acerca al Homo Sapiens, nuestro

antecesor.

 

Los pandas se enfrentan a su extinción.

Tal vez el único remedio sería poblar

de pandas el Pirineo y  los Alpes.

Aquí la historia completa.

 

 

 

La organización  WWF (World Wildlife Fund) "Fondo de Protección de Animales Salvajes" tiene como anagrama a un panda gigante. Ahora tanto las autoridades de Pekín, como las del Tibet y de Japón andan a la búsqueda de  una hembra para esposa de Qin Qin, que está medio en libertad, en el parque de Quinling, en la provincia china de Shaanxi.

 

 Todas las agencias del mundo se han hecho eco de la petición formulada oficialmente por la Agencia Xinhua. No se descarta el que de alguna parte de esos países se envíe esperma, con vistas a una inseminación artificial.

 

Pero no vale un panda cualquiera: tiene que tener pelaje marrón en las manchas que, sobre blanco, tienen todos los de su especie. Si alguien está interesado, la panda que se requiere tendrá un esposo que le espera, de 100 kilos de peso  y 1,72 m. de altura. Tiene que ser así porque Qin Qin es el único ejemplar -que se sepa- del cruce de un panda macho blanco y negro con una hembra blanca y marrón.

 

La mayor reserva de pandas está en China y a la muerte de Mao, se le declaró "símbolo de la reconciliación entre los pueblos". Con su aire de juguete fabricado de fieltro, con maneras de osezno torpe y cierta apariencia de coloso (de 1,60 a 1,75  metros de altura y unos 100 kilos de peso), es o lo era cuando yo estaba en Londres, el animal favorito de los niños, que se disputaban la primera fila del lugar donde estaban los pandas Chia-Chia y Ching-Ching, que llegaron a Londres como regalo al Premier Edward Heath, durante su visita a Pekín en 1973. Matar un panda en Asia es tan grave  casi como matar a un hombre.

 

Sólo daremos un detalle del viaje de Chia-Chia y Ching-Ching a Londres en 1974, ya que Edward Heath podía llevárselo en el asiento de al lado.

 

La pareja llegó con grandes dificultades a Londres en septiembre de 1974 en un avión 707 de la "British Airways" A los animales se les suministró oxígeno durante el viaje y el avión fue climatizado por los técnicos a 6ºC de temperatura. El Dr. Brian Bertram, por entonces curador de mamíferos de zoo londinense, comentó,  tras un examen médico detenido, que la hembra Ching-Ching- (Cristal Brillante, en chino), debía haber sufrido mucho de los intestinos y que moriría en Londres, sin tener familia y en breve.

 

Efectivamente cuando volvimos a Londres meses después, nos enteramos que la pobre Ching-Ching había sido internada en un hospital capitalino para una operación intestinal urgente. Al día siguiente había muerto. Y hasta "The Times" y Mr. Heath se hicieron eco del hecho.

 

No hay duda de que dichos osos son de lo más vulnerables de desaparición

del reino animal, más que las ballenas y las focas. El famoso periodista Desmond Morris, en "The Mail",  afirmó con todo este motivo que el promedio de informaciones, en número de líneas publicadas,   sobre pandas  en su diario duplicaba a las que se referían  a todos los demás animales silvestres juntos.

 

Exagerado o no, el caso es que la muerte de Ching-Ching produjo una vigorosa campaña de la organización "Panda Appeal" por la salvación de esa especie. Y hoy la prueba es la búsqueda de una buena compañera para Qin-Qin.

 

 

Su historia, su supervivencia

 

Hace un millón de años, en la Era Glaciar, los pandas poblaban una amplia zona del sudeste asiático junto con los elefantes, el orangután y el tapir. Hoy viven en las montañas de su reserva de la provincia china de  Szechwam "el país de las nubes" en los 277 kms2 del Parque Nacional de Wanglang. También hay algunos en el Tíbet oriental, en alturas que oscilan entre los 2.000 y los 3.500 metros. Les va el tiempo brumoso, húmedo y frío.

 

Los pandas forman la subfamilia de los silurinos y la familia de los prociónidos  (Ailuropodanularcolleuca) recibió el nombre de Panda del famoso y  enigmático explorador Padre David, que lo descubrió en China en 1869. Afirmó que lo había visto también en Europa, en los Alpes y en los Pirineos.

 

La hembra no procrea (en los huecos de los árboles) sino un ejemplar cada tres años. Hasta ahora sólo Chu-Lin ha nacido artificialmente en cautiverio, en Madrid. El panda se emancipa a los siete meses. A esa edad es ya un osezno de verdad.

 

En China se calcula que hay mil ejemplares en total. En Japón 30. Un teléfono panda une a Pekin y Tokio para dar cuenta de noticias y todo tipo de detalles sobre la especie. El ingenio nipón es imprescindible: ha salvado muchas vidas de los pandas.

 

 

En libertad son más individualistas que en cautividad. Eso plantea problemas de reproducción. Por otra parte su predilección por un solo  alimento , el bambú-flecha les hace a veces sufrir hambre, los chinos los llaman "mao-xing", es decir  oso-gato, por sus dotes de dar salto. Consumen de 15 a 20 kgs. de bambú al día. Esta gamina, que puede alcanzar 24 m. de altura, no florece sino una vez en la vida, todos los 50 ó 100 años, para morir a esa edad. Una vez florecido, se seca. todo parece conspirar contra los pandas.

 

Sus únicos enemigos: el hombre y el cuón alpino.  Su refugio: la copa de los árboles de bambú. Más indagaciones me llevaron a calcular  de fuentes chinas, que en diciembre del 2002 quedaban 1495  pandas con vida.

 

 

El panda  ¿nuestro antecesor?

 

Indagando en una biblioteca de Londres leí en un libro publicado sobre mamíferos que el antropólogo Stephen J.  Gould considera al especialísimo "desde pulgar sesamoide" del panda, el antecesor del pie humano y dice que este animal es el que más se acerca al Homo-Sapiens y pudiera ser su antecesor.

 

En mi deambular por las calles de la ciudad en que escribo para ver hasta dónde llegaba la fama del panda, encontré una familia panda de porcelana del Bidasoa (río que divide Euskadi Norte y Euskadi Sur). Encontré asimismo en el volumen XXIV, Mamíferos 7, que utiliza la "Universidad de Educación a Distancia, una magnífico capítulo sobre el repetido oso. Logré un ejemplar, número 1, de una revista infantil en que a Pinocchio, el ratón Mickey y el pato Donald sustituye un nuevo héroe el panda Tao-Tao. Y por último, algo que en sí es sensacional: hallé en una librería de un barrio de San Sebastián un libro en lengua vasca titulado "Papartxuri ta Bibolutxe" para niños vascos de ambas vertientes del Pirineo. Pensé que era triste que los menhires  han sobrevivido desde la Edad de Piedra y están ahí, eternos, mientras el panda depende sólo de un árbol para sobrevivir. Por qué no llenar de pandas, con la misma severidad de los chinos, las vertientes norte y sur del Pirineo, así como los Alpes, tal como los vio el enigmático padre David hace sólo 140 años.

 

En fin: ojalá que éste y otros libros no sean el mero recuerdo impreso del Panda. Si el Panda desapareciera (tiene menos probabilidades de sobrevivir  que cualquier especie animal), muchos niños, hoy y mañana, no dejarían de llorarles con lágrimas de desconsuelo, sobre todo en China.

 

LAS PLANTAS MEDICINALES. Una gran esperanza

Escrito por albertoelosegui 24-02-2006 en General. Comentarios (19)

 

 

Empirismo contra tecnología.

 

¿Son los remedios "naturales" una

revancha de la sabiduría tradicional

 o una nueva moda que se impone?

 

 He aquí lo que piensan los mayores

expertos internacionales.

 

 

Hace   veinte años los niños aquejados de leucemia estaban destinados a morir. Hoy se salvan muchos o al menos se puede prolongar su vida, gracias sobre todo a una flor de Madagascar, gracias a una pervinca (Vinca rosea). La planta contiene dos elementos bioquímicos, la leucristina y la vincaleucoblastina, los cuales combaten la rápida división celular (y la leucemia está caracterizada por una anormal proliferación de los leucocitos en la sangre y en la médula espinal).

 

Millones de personas que sufren cardiopatías deben la vida a otra flor ornamental: la digital. Contiene glucósidos, es decir derivados de los azúcares similares a los esteroides que favorecen el reequilibrio de sodio y de potasio en las células cardíacas enfermas y permiten así el regreso a una contracción cardiaca rítmica.

 

La cicuta (Conium maculatum) sirvió a Sócrates para quitarse la vida (la planta contiene un veneno para defenderse de los animales que quieran comerla), pero entre sus muchas indicaciones terapéuticas figuran el empleo contra dolores neurálgicos, la epilepsia y el mal de Parkinson.

 

También la belladona (Atropa belladonna) como la cicuta puede ser nociva, ya que bloquea la acción de los neurotransmisores acetilcolina y favorece alucinaciones y delirios (muchos infelices condenados como brujos en el medievo habían confesado nada más "viajes" debido a la atropina. Como fármaco en cambio, la belladona sirve contra los espasmos musculares y nerviosos, hipersecreción ácida, mal de mar.

 

Y la raíz de la ipecacuana (Uragoga Ceshaelis ipecacuanha) curó a Luis XIV de la disentería, cubriendo a su médico de títulos honoríficos y posesiones de tierras, etc. Se ha empleado hoy  con éxito para la tos, la bronquitis, la laringitis, la diarrea. 

 

Las plantas al laboratorio

 

La medicina de las plantas está abandonando el almacén del herborista y florece en los laboratorios de bioquímica. El control de esta medicina antiquísima a través de la tecnología de las ciencias modernas aumenta constantemente, pero con lentitud. Las hierbas para pasar al fármaco requieren largos años de estudio antes de ser aprobadas por la medicina legal o formalista.

 

Pero, como dice Jack Hao, un farmacólogo chino americano que dirige en Pekín un instituto de biotecnología, "la medicina del futuro será una combinación de antiguos fármacos de China y los nuevos de Occidente. La declaración deja atrás la sabiduría de los "chamanes" de Amazonia por ejemplo, pero en general  tiene razón.

 

Comienza a serlo ahora. Por lo menos un tercio de la farmacología "química" de los países occidentales es tributaria de las plantas por los principios activos de éstas. En algunas aulas universitarias se  olvida de la  fitoterapia y se deja de lado, por ejemplo,  la rawolfia como la base de muchos tranquilizantes, el limón utilizado contra el escorbuto, las cataplasmas de tierra que precedieron a la penicilina en la terapia de pueblos agrícolas, la quinina contra la malaria "robada" a los indios del Perú y por ahora, lo único realmente eficaz.

 

Pero los médicos más advertidos saben que la digitalina es el mejor cardiotónico, el mejor hipotensor citado en el pasado anterior, el mejor simpaticolítico la anémona, el mejor antiespasmódico la belladona y el mejor narcótico, el opio, bien utilizado y bajo control médico.

 

El retorno hacia la medicina de las hierbas es en parte "una búsqueda de confianza" contra un excesivo consumo de fármacos de síntesis, a los que se imputa ser con frecuencia iatrogénicos (es decir portadores de daños inducidos por el producto mismo).

 

La misma Organización Mundial de la Salud (OMS) favorece y apoya el recurso a las hierbas aparte de los fármacos de síntesis. "Cuatro quintas partes de la población del mundo, según el doctor Hiroshi Nakajima, ex-director  general de la OMS, se medicaba  echando mano a la medicina tradicional "porque está lejos de la ciencia médica de Occidente."

 

Y muchos de estos fármacos tienen su origen en remedios acientíficos. "Las hierbas representan un tesoro que el mundo no puede ignorar". Se dice "acientífico" no porque están contra la ciencia sino que se derivan de hierbas antiguas o recién descubiertas pero no bien catalogadas y estudiadas. Los laboratorios no tienen tiempo.

 

 

No todas las plantas

 

 Hay que distinguir, sin embargo, entre la herboristería y la fitoterapia o mejor entre los productos saludables y las especialidades medicinales. En farmacología el uso de un vegetal viene precedido de un largo estudio botánico, químico, farmacológico de la planta en cuestión, de la cual se utiliza después la molécula pura, en dosis bien claras, indicadas para la patología que se trata.

 

    Aquí entre las especialidades medicinales, al médico toca hacer el diagnóstico y recetar para que el farmacéutico dispense el producto de síntesis o vegetal más aceptado a la terapia del mal. Pero cuando usamos el extracto de la planta entera (y no la molécula pura) estamos utilizando "productos de la salud". El término es de la propia Organización Mundial de la Salud.

 

Las hierbas no actúan siempre como un placebo (que produce efectos sobre todo a nivel psicológico) sino por la acción farmacológica precisa de tal hierba. 

 

La nueva farmacognosis (reconocimiento de las sustancias medicinales) requiere conocimientos profundos de la biología molecular, la enzimología, de la ingeniería genética: sólo estas ciencias permiten caracterizar los principios activos de un fármaco, de origen vegetal, y conocer su trabajo en el proceso metabólico, antes de utilizar la potencialidad de la planta como elemento terapéutico.

 

 

 

 

LA MASCARA: su poder revelador y curativo

Escrito por albertoelosegui 14-02-2006 en General. Comentarios (17)

 

 

Una nueva ciencia o técnica que ofrece

 nuevas posibilidades terapéuticas en el

tratamiento de enfermedades mentales

 y sobre todo, de neurosis y psicosis. Se

llama mascoterapia.

 

*  El autor siguió el tema  sólo hasta el

 año 2000- Y se ruega leerlo despacio

 para poder captar su significación

 y posible trascendencia.

 

 

La mascoterapia podría quizá incluirse en el grupo amplio de la psicoterapia, pero eso podría inducir a error y de ahí el título que hemos puesto a este reportaje. Empezamos por el principio. El especialista elige entre los que quieren servir de "cobayas humanos" -tampoco eso es exacto- a un grupo heterogéneo de ambos sexos, de edad adulta y les explica en qué consiste la experiencia. A los que se someten a esa terapia se les da, uno a uno, la oportunidad de elegir,  entre muchas, máscaras de diversos tipos y colores, mientras los demás observan en silencio sentados en una banqueta. El examinado se coloca frente a frente al psiquiatra para el cual él mismo ha elegido otra máscara. Supongamos que el sujeto ha elegido una de color rojo intenso para él y otra de color oro para el especialista. Éste observa atentamente la actitud del hombre de la máscara y juegan en sus observaciones no sólo el color sino los movimientos, la actitud y el tono de su voz cuando profiere alguna palabra, el movimiento de sus manos, pies  cuerpo, etc. El color de las máscaras elegidas por sí sólo indican cólera, depresión, fuerza, debilidad e incluso tendencias de tipo sexual del paciente. Todo ello puede o no filmarse (en color) según la voluntad del grupo y el experimento es rigurosamente confidencial.

 

En primer lugar el juego de colores elegidos es el  signo más significativo de los eventuales conflictos del paciente. Luego la acción de éste una vez que se halla tras la máscara de la cólera o de la fuerza, opera una prodigiosa influencia en su sistema habitual de defensa.  Segundo dato para el terapeuta. Después vienen otros.

 

Fue el Dr. Henri Saigre, el primero que en Europa fundó la mascoterapia, que ahora existe en muchos países, a partir de los primeros años de este siglo o antes. El Dr. Saifre era un gran actor, como mimo -estilo Marcel Marcau. el famoso mimo francés- y de ahí pasó a la fundación de esta nueva técnica "ya que el mundo del espectáculo de la máscara, en el mimo o en el disfraz, puede como  otros actos humanos inspirar al terapeuta.

 

 

La segunda fase del experimento

 

En el análisis total de la mascoterapia, que en el argot del terapeuta "reinchiennes" en francés (en realidad procede de la palabra "chienlit" (máscara de carnaval), el especialista sigue con técnicas respiratorias que ayuden al paciente a relajarse, masaje manual en ciertos puntos del cuerpo, etc..... Y luego el proceso verbal de revivir las emociones y los movimientos que asustaron al paciente su elección de tal máscara en vez de otra. el sentirse tras ella, las emociones y su andadura en cuanto a movimientos y quizá frases espontáneas, etc.

 

Es curioso que tras la máscara las reacciones de algunos de los del grupo son similares. La mascoterapia y la elección de los movimientos que el paciente prefiere tras hallarse "enmascarado", dan buenas pistas al terapeuta. Es algo totalmente novedoso, informal no clásico. Una exploración diferente.

 

Pero la mascoterapia es terriblemente lenta. Una cura total puede llegar al final de  una sesión semanal durante tres años. Los grupos son pequeños y restringidos, voluntarios, en comunidad.    Se trata de algo sumamente privado. Generalmente los grupos no se conocen entre sí. El estudio del tema como periodista de investigación  lo dejé a principios del año 2000 y lo presento simplemente para ofrecer ideas.

 

 Tengo referencias de periódicos en francés e inglés. Tampoco tenía una traducción exacta al español  de la palabra "schize", para designar a las diversas clases de máscaras, aunque no era difícil saber por diccionario y por deducción que se trata de un tratamiento de enfermos psicotícos con una pérdida de contacto con el medio que les rodea. Enfermos disociados a los que no convenía o era eficaz el tratamiento como esquizofrénicos. Se aventuraban a algo nuevo para volver a la realidad objetiva de su ser. De ahí la escuela de las máscaras que ya lleva el nombre de mascoterapia, por  que se intenta que el paciente se dé cuenta que está "aquí y ahora" y pueda evaluar su situación.

 

 

Una escisión de la personalidad

 

La característica básica de esas máscaras es que están divididas en dos: "La schiza horizontal" ha sido tradicionalmente descrita por los analistas como una escisión de la personalidad. La schiza vertical es como una máscara que puede llevar a un problema de "Gemelité" -gemelo muerto en el útero- representa un sentimiento de culpabilidad que conduce a una división de la personalidad total.

 

El grupo de los elegidos tiene que ser reducido. Es trabajo de equipo e intervienen de tres a seis pacientes y uno o varios terapeutas que siguiendo al Dr. Saigre  se ponen a trabajar en equipo para hacer examinar y evaluar situaciones de psiquis difíciles. Es una ciencia estricta, el actor puede no sólo elegir su máscara sino probar las de los demás. La acción es de mimo, no necesariamente hablada porque la palabra puede alejar el sentido íntimo de la psiquis, aunque el paciente puede soltar gritos, interjecciones, etc.  Se entra así más fácilmente en el mundo mítico del psicótico. "Lo esencial es exteriorizar libremente la imaginación en imágenes: se permiten gestos y contactos corporales, pero siempre en el cuadro de un "hacerlo igual" a la realidad. Muchas veces los miembros del grupo son parejas casadas o amigos íntimos etc. No es ningún juego.

 

 

La gran familia de las máscaras

 

La mascoterapia es un teatro del vacío. "El paciente se encuentra en escena sin guión, sin saber a dónde va y sin saber el significado de su acción. Totalmente espontánea. No se trata de aparecer en escena sino de desaparecer. El espacio escénico es un espacio de aviso, de alerta, un lugar de cambio. Cuando el protagonista se quita la máscara, todo debe detenerse. Es una regla de autoprotección importante. Una especie de contrato firmado entre el terapeuta y el paciente. Tras la acción enmascarada y terminada la sesión, los del banco opinan. "El juego se interpreta de forma diferente según sus proyecciones", dice el Dr. Saigre.

 

Durante su largo tratamiento, los pacientes puede también fabricar sus propias máscaras o sugerirlas al especialista. La lectura de 3.000 máscaras en diez años permitió al citado médico perfilar un croquis muy completo. La cura la veía el médico principalmente por las máscaras mismas: el psicótico que empieza por elegir o pedir máscaras caóticas que poco a poco se vuelven más humanas  se ha beneficiado del experimento. Los enfermos de neurosis crónica recorren por lo general el camino inverso: son primero muy realistas y van hacia el caos y se refugian sólo en los símbolos. Los primeros aprenden a imponerse límites, los segundos se dejan ir en manos de la libertad de su ser, del mal que les aqueja. Cada uno está abandonando su modo de resistencia.

 

La mascoterapia es una técnica diferente del psicodrama analítico. La transferencia de personalidad se va haciendo sobre la máscara y no sobre el terapeuta. "La máscara termina por gobernarnos. Está habitada y cargada de energía. Tiene un poder. Gracias a él la agresividad disminuye, el paciente entra de lleno en sí a través del mundo del símbolo. "Al comienzo los juegos son muy activos, pero conforme los pacientes va mejorando, se inmovilizan. Están allí, frente a frente y se miran. La acción de los ojos, que se aprecia tras los agujeros en la máscara es esencial.

 

La pieza en que se desarrollan las sesiones de mascoterapia está vacía y tapizada de máscaras. Máscara  de hombre blanco que puede significar la ausencia de padre, máscara que significa miedo de ser devorado, máscara falsa, máscara pulsiva o diabólica, máscara de sol brillante, intocable (el narcisista), máscara de gato.  Estas forman la gran familia, el arquetipo de diversos caracteres aunque los hay todavía más complejos.

 

 

Los tipos de máscaras más esotéricos.

 

La máscara de un psicótico crónico suele ser primero muy primitiva. un cubo cerrado como una caja. El paciente, tras unas sesiones positivas pide una máscara de transición porque se ve obligado a abrirse a los demás. Puede percibir aberturas, agujeros mayores para los ojos, una media boca.

 

Tras la sesión, los pacientes pasan por el diván del médico solos o en grupo. A veces no hay palabras  en el médico para expresa la desolación. Esta es una técnica que requiere  del terapeuta una paciencia y psicología ilimitadas. La mascoterapia  es la puesta en marcha del enfoque existencial. La máscara puede hacer surgir con el tiempo el conjunto de los posibles desconocidos que llevamos dentro. No tiene nada  que ver  con la técnica de Freud o de Jung, etc.Y claro, lo nuevo requiere aprendizaje serio.

 

Al final de la terapia, los pacientes son libres de llevarse consigo las máscaras que aportaron al principio (las que más les gustaban... entonces) O dejarlas a la gran comunidad de los hombres que las van a necesitar. Se ha formado una gran comunidad no sólo de máscaras sino de hombres que se ponen tras la tragedia griega para interpretarla  como las tradiciones japonesas o descifrar el por qué del colorito de los aborígenes de un pueblo indígena. O a una máscara pura y simplemente de Carnaval. No es una casualidad. Todo tiene una significación y todo no depende del que elige la máscara sino del "mascaroterapeuta", el "chamán" que interpreta al paciente y puede decirle un día: ya está curado. Ya no tiene por qué llevar más mascara, con la que lleva le bastará para siempre. 

EL CAFE, ¿droga, medicina o veneno?

Escrito por albertoelosegui 10-02-2006 en General. Comentarios (18)

 

 

El café o coffee o caffe o kaffer (del turco antiguo cahve o cahwa) es una bebida que se está estudiando científicamente hace años  en Liverpool, la ciudad de los Beatles. El doctor Finn y su equipo dedican 16 horas al día a investigar por qué está sustituyendo al té en el Reino Unido y en el mundo, no sólo en el occidental.

 

Aunque el papel de la Ciencia pura y de  la divulgación científica chocan muchas veces, nuestro criterio está en la mitad, sin ambigüedades, sino racionalizando el papel de la ciencia y la tecnología a nivel del visitante web, cosa que a veces no entra en la cabeza del mundo  puramente técnico.

 

Dicho esto y con un café ante nosotros, nuestro objeto es tratar de descubrir a los ojos de quien duda antes de tomar café -tan alabado como vituperado- las razones por las que pueblos enteros se deciden por el café en Latinoamérica, Europa, en el Lejano Oriente, o en Africa.

 

A veces el té sustituye al café. No hay duda que la cafeína que contiene el café nos mantiene en un estado parecido a la alerta y es porque se opone a otra natural, la adenosina, cuyo papel es frenar la acción de las células nerviosas. La cafeína favorece la actividad neuronal, es decir que tiene el efecto suave de un estupefaciente.

 

Según los médicos el café frena los mecanismos de reproducción celular y como consecuencia, el desarrollo del cáncer. La discusión sobre lo dañino o lo beneficioso del café agita a todos los que, desde hace muchos años, saben que esta bebida tiene otros muchos componentes aparte de la cafeína, tales como el ácido clotogénico, de débil toxicidad, pero de acción estimulante sobre el sistema nervioso, circulatorio  y respiratorio. También es rico en vitamina PP así como en flúor y pequeñas cantidades de potasio y sodio.

 

En Caracas, hace años, un café -"el marroncito"- valía un "medio", 0,25 bolívares y era la bebida popular. En el cono sur de América compite con el mate y en Bolivia, por ejemplo, con la hoja de coca, que, por favor, no la confundan con la cocaína. Es la hoja de una planta, similar a un grano de café. Ahora el que los "narcos" por medios químicos -laboratorios- la hayan convertido en un peligro mundial se debe a la maldad y  egoísmo del hombre y a los medios de comunicación sensacionalistas. Ahora la hoja de coca poco tendrá que ver con las drogas de síntesis, química pura y de la mala.

 

 

Sus propiedades farmacológicas .....y sus inconvenientes.

 

También tiene la cafeína propiedades farmacológicas: acción sobre los nervios vasomotores, aunque no igual en todas las  arterias  y que constriñe una (aumentando la presión arterial) mientras dilata las coronarias y las del cerebro. Por ese motivo, es muy recomendable en la hemicrania y se prescribe con la antipirina y sus similares.

 

 Además estimula la corteza cerebral y es un poderoso antídoto del alcohol por su acción vasomotora y neurotropica. Se usa últimamente contra el delirium tremens. Tiene propiedades diuréticas y aumenta la fuerza cardiaca. Se usa como analéptico del colapso.

 

El paso del café por la sangre es rápido: se encuentra en ella a los cinco minutos y permanece bastante tiempo, dependiendo de cada persona. De 100 mgrs, de cafeína algunas personas tienen ya la mitad en la sangre a las tres horas; otras, en cambio, la tienen a las diez. De ahí el consejo para ciertas personas de no tomar café o té en la tarde para poder conciliar el sueño.

 

La ventaja de esta bebida es que se elimina rápidamente. Sin embargo, en los grandes "cafeinómanos" esta regla no es válida. Quedan restos de cafeína  siete días después de haber tomado el último cafecito. En las mujeres embarazadas, la cafeína invade todos los órganos fetales y se le encuentra en el líquido amniótico. El doctor Finn ha comprobado que la cafeína imprime mayor velocidad a los espermatozoides y los hace más resistentes.

 

El café tiene, pues, muchos pros, pero algunos contras. Así la cafeína  reduce el poder inmunitario del organismo: durante una gripe o un resfriado fuerte o cualquier enfermedad infecciosa, limita la formación de anticuerpos. Pero sin embargo estimula los jugos gástricos y desde ese punto de vista, se  puede considerar -siempre según las últimas investigaciones-  como  un adversario del cáncer gástrico que para aflorar necesita un estómago sin jugos y sin calcio. Otros efectos benéficos: su acción antitrombótica y fertilizante.

 

 

La adicción y una breve biografía del café

 

Los estudiosos de Liverpool, ya casi tan famosos como los Beatles, se vieron envueltos en controversias científicas y digamos crematísticas,   con intervención de la Organización Mundial del café,  con productores de Brasil, Arabia, Colombia, etc. por lo que no se terminó el típico Libro Blanco que sigue a cualquier investigación Made in Britain y hace años les obligó a entrar en el tema de forma objetiva, en respuesta a quienes quieren incluirlo entre las drogas o lo contrario.

 

Para demostrarlo el doctor Finn y su equipo tuvieron durante muchos meses a nueve jóvenes, tres mujeres y seis hombres de 21 a 30 años de edad, acostumbrados a tomar cuatro o cinco cafés al día, privados de esa bebida durante un mes.

 

 Después  tomaron dos tazas (280 mgrs. de cafeína en cada una) y se les  notó de inmediato un aumento de 207 % de adrenalina, del 78 % de noradrenalina y también del 75 % de renina. Todas esas sustancias estimulan el corazón, los pulmones, los riñones y la tensión y proporcionan un mayor esfuerza de atención. El máximo de estos valores se obtiene una hora después de tomar café. Si uno se habitúa a tomar mucho café se convierte en cafeinómano, pero eso no es tan grave como el ser alcohólico.

 

Digamos que la tolerancia al café varía de persona a persona. Hay quien siente palpitaciones y quien se cree estimulado y no puede ponerse a trabajar sin su café mañanero previo.

 

 Más allá de 500 grs. de cafeína, -de 5 a 7 tazas- lo que crea es hábito. La dosis mortal se halla en las 100 tazas diarias, cuatro paquetes enteros de 400 gr. de café tostado de Colombia, por ejemplo. Llegar a esa cantidad equivale a quien toma botella y media de whisky o coñac  y en el caso del café no se le llama borrachera, sino cafeismo, pero el café avisa mediante un estado morboso, temblor generalizado, angustia precordial. En este caso es cuando se necesitaría ayuda médica urgente.

 

 

La verdadera historia  del café

 

El primer libro del café se lo debemos a Fausto Naironi (siglo VII) que enseñaba caldeo y asirio en Roma. El primero en probar café fue un pastor de Etiopía hacia 1440. En 1510 pasó a la Meca y los peregrinos árabes lo llevaron a Estambul, El Cairo, Oriente Medio y Asia. Luego pasó a Europa.

 

A pesar de las acusaciones contra el café en 1715, había en París 300 cafés y Europa comenzaba a comercializar su producción. Se plantaron cafetales en las colonias francesas, mientras los ingleses seguían importando su té de Ceilán. En el curso del siglo XVIII el café inquietó a los poderes públicos "porque hombres solos, desvelados, que conversan toda la noche en vez de dormir, no pueden sino complotar contra el poder y originar malas ideas" (frase del rey Luis XV que controló los cafés de Francia, ordenando el cierre para las 9 de la noche). Hoy los complejos contra el café han desaparecido.

 

Para quienes tienen en su paisaje diario una plantación de café, digamos que no hay nada tan soberbio y podríamos decir tan poético -para la musa popular- que una plantación de cafetos, arbolillo o arbusto de la familia de las rubiáceas, de cuatro a seis metros de alto, que crece hasta 5 m. de altitud en las zonas tropicales. Sus flores blancas, en fascículos axilares, tienen un olor parecido al jazmín. Como el cafeto tienen "ojos verdes brillantes" la plantación se parece a un inmenso mar de color verde y blanco casi todo el año.

 

Su único enemigo físico es el frío. Las heladas imprevisibles, como las que produjo el Efecto El Niño desde el mar fueron un grave problema. Hay 28  variedades y podría sustituir a la droga en toda Latinoamérica. Pero las grandes mafias de narcos no quieren y la combaten, llegando a quemar las cosechas.  Ese es otro factor más  para encarecer  nuestro café diario, aparte del interés comercial de las multinacionales, el miedo de los agricultores y el egoísmo de ciertos gobernantes (que comenzó con el rey Luis XV) quienes además ven en el café otro "oro negro" para sus arcas corruptas.

 

 

El Tercer Mundo vuelve a perder

 

El café, como las restante materias primas vegetales de origen tropical, es producido casi totalmente en el Tercer Mundo. La dependencia económica de algunos países con respecto al café es muy grande: constituye o constituía ya, casi la única fuente de ingresos de Uganda, es de vital importancia para Etiopía, Colombia, Madagascar y Haití y fue el eje de la economía de otros 40 países del Tercer Mundo.  Ahora lamentablemente el eje es la droga.

 

En 1976 una combinación de factores (heladas en 1974 en Brasil, plagas en Colombia y México, sequías en Costa de Marfil, guerra de liberación en Angola) y el agotamiento de sus reservas, provocó una escasez mundial de café y  por consiguiente, una vertiginosa alza de precios, no sólo en Occidente sino en las grandes urbes del Tercer Mundo.

 

El tener una organización mundial de exportadores, como la OPEP, el café -que al igual que el petróleo estuvo veinte años congelado o en descenso- experimentó también una fuerte recuperación, que tuvo su pico en 1977, para luego entrar en un prolongado declive.

 

 

Sobre la baja de precios influyeron, entre otros factores, las cosechas excepcionales, como las obtenidas en 1980 en Brasil, Colombia y varios países africanos.

 

 

Hay varias organizaciones de países productores de café -como la Organización Interafricana del café o la Organización Africano-Malgache, que agrupan diversos países del Tercer Mundo, que coordinan en general las exportaciones, aunque con dudoso éxito y la última citada se ocupa del mercado de los países franceses. Pero sobre los productores se suelen imponer  los vínculos creados durante la época colonial y salen perjudicados..

 

 

Café Mundial.

 

Creado en 1973 para intervenir en el mercado en defensa de los precios, este grupo está formado por cinco países (Angola, Brasil, Colombia, Costa Rica y costa de Marfil) que controlan el 80% de las exportaciones mundiales. Su procedimiento fue comprar café en el mercado en temporadas de baja para activar la demanda y al mismo tiempo reducir sus ventas para prevenir caídas de precio.

 

Desde la reactivación del Acuerdo Internacional del Café, en 1976,el grupo ha estado casi inactivo. Ese mismo año Brasil compró café de la recién independizada Angola (por valor de 70 millones de dólares, pagados con camiones y otras manufacturas brasileñas) para defender los precios.  "Café Mundial" ha sido el primer intento de coordinar políticas cafetaleras entre países africanos y latinoamericanos.

 

 

La causa de la deuda externa, las hambrunas, la migración

 

A vuelo de pluma, hay ciertos factores que ejercen mayor influencia que otros, no sólo en el sector agrícola ( hoy hablamos de café y exactamente lo mismo ocurre con el té y quizá menos con el cacao, etc...) y es que  en Africa como en América Latina, la agricultura es el medio que usan las multinacionales y el Norte -y las clases dominantes criollas , salvo excepciones- para mantener o aumentar sus riquezas y su poder sobre  la población agrícola: obtención de créditos, licencias de importación y cuotas para la exportación, distribución de fertilizantes o abonos, agua para la irrigación y en todo esto está la diferencia de las clases marginadas contra las ventajas que gozan los "elegidos".

 

Los términos de intercambio Norte-Sur no son sólo el parámetro para mostrar la desigualdad dinámica. En 1990 los precios de venta del conjunto de las materias primas agrícolas provenientes del Tercer Mundo, vendidas sobre todo en el Norte, significó casi 500.000 millones de dólares. Más de las tres cuartas partes de esa cifra se quedó en los países industrializados y no llegaron a 100.000 millones los que revirtieron en los países productores del Tercer Mundo.

 

Así que la deuda externa del Tercer Mundo subió en Africa, en seis años, de 94 a 144 millones de dólares y en América Latina de 225 a 382.

 

En suma: el fenómeno del subdesarrollo deriva cada vez más de la profunda desigualdad económica, social y cultural que existe entre los fuertes y los débiles. Y en materia económica, alimento, salud y desarrollo, una mayoría de la Humanidad pierde, cada día,  la batalla de la simple subsistencia. Eso aparte de los hombres fuertes de uniforme pantera y boina de paracaidista, culpables en gran parte de la situación de caos y miseria del Tercer Mundo.

LA VERDADERA HISTORIA DEL CAFE

Escrito por albertoelosegui 10-02-2006 en General. Comentarios (12)

 

 

 

 

El primer libro del café se lo debemos a Fausto Naironi (siglo VII) que enseñaba caldeo y asirio en Roma. El primero en probar café fue un pastor de Etiopía hacia 1440. En 1510 pasó a la Meca y los peregrinos árabes lo llevaron a Estambul, El Cairo, Oriente Medio y Asia. Luego pasó a Europa.

 

A pesar de las acusaciones contra el café en 1715, había en París 300 cafés y Europa comenzaba a comercializar su producción. Se plantaron cafetales en las colonias francesas, mientras los ingleses seguían importando su té de Ceilán. En el curso del siglo XVIII el café inquietó a los poderes públicos "porque hombres solos, desvelados, que conversan toda la noche en vez de dormir, no pueden sino complotar contra el poder y originar malas ideas" (frase del rey Luis XV que controló los cafés de Francia, ordenando el cierre para las 9 de la noche). Hoy los complejos contra el café han desaparecido.

 

Para quienes tienen en su paisaje diario una plantación de café, digamos que no hay nada tan soberbio y podríamos decir tan poético -para la musa popular- que una plantación de cafetos, arbolillo o arbusto de la familia de las rubiáceas, de cuatro a seis metros de alto, que crece hasta 5 m. de altitud en las zonas tropicales. Sus flores blancas, en fascículos axilares, tienen un olor parecido al jazmín. Como el cafeto tienen "ojos verdes brillantes" la plantación se parece a un inmenso mar de color verde y blanco casi todo el año.

 

Su único enemigo físico es el frío. Las heladas imprevisibles, como las que produjo el Efecto El Niño desde el mar fueron un grave problema. Hay 28  variedades y podría sustituir a la droga en toda Latinoamérica. Pero las grandes mafias de narcos no quieren y la combaten, llegando a quemar las cosechas.  Ese es otro factor más  para encarecer  nuestro café diario, aparte del interés comercial de las multinacionales, el miedo de los agricultores y el egoísmo de ciertos gobernantes (que comenzó con el rey Luis XV) quienes además ven en el café otro "oro negro" para sus arcas corruptas.

 

 

El Tercer Mundo vuelve a perder

 

El café, como las restante materias primas vegetales de origen tropical, es producido casi totalmente en el Tercer Mundo. La dependencia económica de algunos países con respecto al café es muy grande: constituye o constituía ya, casi la única fuente de ingresos de Uganda, es de vital importancia para Etiopía, Colombia, Madagascar y Haití y fue el eje de la economía de otros 40 países del Tercer Mundo.  Ahora lamentablemente el eje es la droga.

 

En 1976 una combinación de factores (heladas en 1974 en Brasil, plagas en Colombia y México, sequías en Costa de Marfil, guerra de liberación en Angola) y el agotamiento de sus reservas, provocó una escasez mundial de café y  por consiguiente, una vertiginosa alza de precios, no sólo en Occidente sino en las grandes urbes del Tercer Mundo.

 

El tener una organización mundial de exportadores, como la OPEP, el café -que al igual que el petróleo estuvo veinte años congelado o en descenso- experimentó también una fuerte recuperación, que tuvo su pico en 1977, para luego entrar en un prolongado declive.

 

 

Sobre la baja de precios influyeron, entre otros factores, las cosechas excepcionales, como las obtenidas en 1980 en Brasil, Colombia y varios países africanos.

 

 

Hay varias organizaciones de países productores de café -como la Organización Interafricana del café o la Organización Africano-Malgache, que agrupan diversos países del Tercer Mundo, que coordinan en general las exportaciones, aunque con dudoso éxito y la última citada se ocupa del mercado de los países franceses. Pero sobre los productores se suelen imponer  los vínculos creados durante la época colonial y salen perjudicados..

 

 

Café Mundial.

 

Creado en 1973 para intervenir en el mercado en defensa de los precios, este grupo está formado por cinco países (Angola, Brasil, Colombia, Costa Rica y costa de Marfil) que controlan el 80% de las exportaciones mundiales. Su procedimiento fue comprar café en el mercado en temporadas de baja para activar la demanda y al mismo tiempo reducir sus ventas para prevenir caídas de precio.

 

Desde la reactivación del Acuerdo Internacional del Café, en 1976,el grupo ha estado casi inactivo. Ese mismo año Brasil compró café de la recién independizada Angola (por valor de 70 millones de dólares, pagados con camiones y otras manufacturas brasileñas) para defender los precios.  "Café Mundial" ha sido el primer intento de coordinar políticas cafetaleras entre países africanos y latinoamericanos.

 

 

La causa de la deuda externa, las hambrunas, la migración

 

A vuelo de pluma, hay ciertos factores que ejercen mayor influencia que otros, no sólo en el sector agrícola ( hoy hablamos de café y exactamente lo mismo ocurre con el té y quizá menos con el cacao, etc...) y es que  en Africa como en América Latina, la agricultura es el medio que usan las multinacionales y el Norte -y las clases dominantes criollas , salvo excepciones- para mantener o aumentar sus riquezas y su poder sobre  la población agrícola: obtención de créditos, licencias de importación y cuotas para la exportación, distribución de fertilizantes o abonos, agua para la irrigación y en todo esto está la diferencia de las clases marginadas contra las ventajas que gozan los "elegidos".

 

Los términos de intercambio Norte-Sur no son sólo el parámetro para mostrar la desigualdad dinámica. En 1990 los precios de venta del conjunto de las materias primas agrícolas provenientes del Tercer Mundo, vendidas sobre todo en el Norte, significó casi 500.000 millones de dólares. Más de las tres cuartas partes de esa cifra se quedó en los países industrializados y no llegaron a 100.000 millones los que revirtieron en los países productores del Tercer Mundo.

 

Así que la deuda externa del Tercer Mundo subió en Africa, en seis años, de 94 a 144 millones de dólares y en América Latina de 225 a 382.

 

En suma: el fenómeno del subdesarrollo deriva cada vez más de la profunda desigualdad económica, social y cultural que existe entre los fuertes y los débiles. Y en materia económica, alimento, salud y desarrollo, una mayoría de la Humanidad pierde, cada día,  la batalla de la simple subsistencia. Eso aparte de los hombres fuertes de uniforme pantera y boina de paracaidista, culpables en gran parte de la situación de caos y miseria del Tercer Mundo.